"La paz al encuentro de un poema en forma de harina destinada a la hogaza de pan" - Pablo Neruda.
Dedicado al concepto de diseño e inspiración de los rincones donde se amasan las más antiguas de las tradiciones. El Pan.

Pan de Bacon y Romero con Camembert

Podéis llamarlo; "Amor a primera vista". Un flechazo instantáneo que dilato mis pupilas.



Reconozco qué nada más verlo, todos mis sentidos se enfocaron en hacerlo inmediatamente. Una idea con presencia espectacular y del sabor ni hablamos, simplemente perfecto.



Ofrecer un aperitivo de estas características, promete. Los comensales e invitados quedan maravillados con la presencia y nada decepcionados a la hora de degustar el plato que tienen delante. Cada bocado de pan jugoso en su interior y crujiente por fuera, impregnado con el queso fundido Camembert.
Un fusión de sabores es lo que se encuentran. 



Una y otra vez alargan su mano para poder regalarse con otro pedazo. Lo mejor es al final, donde no existe la vergüenza y la bandeja queda totalmente limpia, ni las migas.
No es una gozada? Pues adelante!!!
Creéis que estoy exagerando... ya me contaréis.



No os olvidéis de leer el consejo siempre encontraréis algo interesante, como en el de hoy.

Ingredientes: (para 6-8 personas)

- 200 gr de masa de arranque
- 500 gr de harina normal
-  220/250 ml de agua (aproximadamente)
- 6/8 gr de sal
- 2 cucharadas de azúcar
- 200 gr de Bacon
- 2 ramitas de Romero fresco
- c/n aceite de oliva extra virgen
- 6 cuñas medianas de queso camembert o un rulo mediano entero
. c/n de semillas variadas (opcional)

En una sartén sin aceite, freíd el bacon troceado en taquitos pequeños junto con las ramas de romero picadas hasta que este bien dorado o tostado. Con ayuda de un colador, reservad la grasa resultante de cocinar por un lado y el Bacon por otro.

En un bol, incorporad el harina, la sal y el azúcar. Haced un hueco central y añadid la masa de arranque, el bacon, el aceite resultante de la fritura del bacon y la mitad del agua. Mezclad con un caño de madera o con las manos e id incorporando el resto del agua poco a poco hasta que la mezcla empiece a despegarse de las paredes del bol.
Volcad la mezcla sobre la superficie de trabajo y amasar por unos 10 minutos hasta conseguir una masa uniforme, elástica y suave. Bolead la masa y dejadla descansar en el interior del bol por una hora aproximadamente tapada con un paño húmedo fuera de corrientes.
Pasado el tiempo de reposo, divid la masa en 5 porciones, 2 de 300 gr y 3 de 150 gr.
Bolead cada porción, dejad descansar unos minutos y con ayuda de un rodillo aplanar como si fueran tortillas o fuerais a hacer bases para pizza.

Proceso para dar la forma:

Sobre la superficie que vayáis a hornear enharinada, depositad una de las tortitas de 300gr, pincelar la superficie de la tortita con aceite de oliva y depositar encima la otra de 300gr. Con un rodillo de corte o cuchillo practicad del centro hacia los extremos sin llegar a cortar el borde, cortes en cruz. 
Levantad cada punta de los triángulos resultantes hacia el exterior.



En el hueco que quedará central, realizar el mismo proceso con dos de las tortitas de 150gr.



Para finalizar, colocar la ultima tortita de 150 gr a modo de base y depositar las cuñas de queso en el interior. Espolvoread un poco de agua por la superficie y repartid las semillas al gusto.
Dejad descansar la masa por unos 45 minutos en un lugar cálido y tapada con un paño.




Precalentad el horno a 200-230 grados.
Hornear a 200-230 grados por 35-45 minutos, hasta que dore o el pan este con aspecto de horneado y el queso fundido. Dependerá de cada horno.



Consejo: Si no tenéis masa de arranque, podeis hacedlo con 20 gr de levadura fresca, 100 gr de harina y 100 ml de agua más en cada uno de los ingredientes. El proceso será el mismo, solo tenéis que diluid unos minutos antes la levadura en un poco de agua tibia y añadidla junto con los demás ingredientes. 
Acompañar con un buen vino tinto, que tal un Ribera, Matarromera? o una cerveza bién helada.

Espero que lo disfrutéis!!



Iniciarme en el mungo gastronómico y en la Panificación me ha traído muchísimas recompensas y satisfacciones, además de dejarme conocer maravillosos blogs, de los que reconozco estoy muy encaganchada. 



La receta original del blog Kanela y Limón, de la que soy una fan incondicional. El enlace lo podréis encontrar en la columna "entre los que me inspiran y aprendo con ellos..." del blog Sabores y Colores con Beth dedicado a la Gastronomía y Repostería. Como siempre aportando un toque de la casa, modificando y adaptando la receta en algunos detalles. La receta original la podéis encontrar aquí.

NI LAS MIGAS!!!!




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Printfriendly